Qué es la contaminación del agua y cómo nos afecta

¿Qué es la contaminación del agua y cómo nos afecta? La contaminación hídrica, o también conocida como la contaminación del agua, es un problema que en la actualidad afecta las masas de agua que componen nuestro ecosistema. Esto se debe porque en ella hay compuestos químicos que alteran su estado natural. Por lo que afecta las condiciones de uso naturales del agua.

La contaminación del agua afecta directamente a la vida en los ecosistemas que hacen vida en estos lugares. También tiene un impacto directo sobre el cambio climático, la producción de energía y el desarrollo socioeconómicos de los territorios que sufren de esta problemática y que día a día está en constante crecimiento.

Índice del artículo

    Qué es la contaminación del agua

    Hoy en día, la mayor cantidad de contaminación del agua es producida por las actividades de los humanos. Esto sucede porque muchos de los residuos y contaminantes son transportados hacia las masas de agua y pueden ser desechados tanto como en los mares, lagos o los ríos. Estos contaminantes suelen penetrar en las aguas y crear focos de contaminación.

    Las actividades de vertidos en el área de la ganadería, agricultura e industrial producen la acidificación de los océanos por la gran cantidad de liberación del gas invernadero. Por esta razón es el 80% de las aguas contaminadas llegan al agua del mar y a los ríos, siendo causantes de este problema.

    Un factor menos llamativo, pero igual de preocupante, es la deforestación que causa que se agoten las reservas hídricas y que genera residuos orgánicos. También existe el problema del tráfico marítimo que cada día incrementa más, produciendo desechos en mar abierto que pueden contaminar los mares y océanos y nos afectan directamente perjudicando nuestras playas.

    Cuáles son los principales contaminantes

    Los factores que producen la contaminación del agua son mayormente naturales. Pero las actividades humanas aumentan la contaminación y el deterioro de todas las masas de agua que tenemos en nuestro planeta tierra. Las actividades humanas tienen consecuencias que son letales para nuestros mares y océanos.

    Basuras y vertido de agua residuales

    Según datos estimados por la ONU, se asegura que el 80% de las aguas residuales llegan al mar, contaminando las aguas. Estos contaminantes llegan sin depurar, produciendo que estas aguas se contaminen y contaminen también las especies que viven en ellas.

    Tráfico marítimo

    El aumento del tráfico marítimo en los últimos años, tiene como consecuencia que el mar se contamine con plásticos y residuos de estos barcos. La mayoría del tráfico procede de los buques pesqueros, buques petroleros y transportes de productos y mercancías.

    Combustibles

    Las actividades petroleras son responsables de la mayor contaminación en el mar. Los derrames petroleros y el transporte de estos por el mar, pueden producir infiltraciones en el agua, creando contaminación en el agua y dañando el ecosistema de esta.

    Deforestación

    La tala de los arboles en los bosques pueden producir daños increíbles en las fuentes de agua. Además de esto, genera residuos que pueden afectar el ambiente, ya que generan bacterias contaminantes.

    Calentamiento Global

    El aumento de las temperaturas en el planeta tierra es una causa de la contaminación del agua. Este calentamiento causa emisiones de CO2 que produce una disminución del nivel de oxígeno en los mares, ríos y océanos.

    Actividades Industriales

    Todas las actividades industriales tienen como resultado los vertidos de productos químicos que proceden de los procesos de producción. Estos vertidos son los causantes de la eutrofización del agua.

    Que efectos producen la contaminación en el agua

    La contaminación del agua tiene efectos altamente negativos en el medio ambiente. Además de esto, también afecta directamente la salud y la economía global. A partir de la contaminación del agua se derivan problemas en cuanto a la biodiversidad, el daño de los ecosistemas acuáticos y también sobre la proliferación desmedida de la eutrofización.

    Este problema de contaminación afecta gravemente las especies marítimas y también a nosotros, porque contamina la cadena alimenticia, transmitiendo toxinas que consumimos de manera indirecta en los peces que utilizamos para alimentarnos. Estos alimentos nos afectan el sistema inmunológico.

    En temas de salud, los datos indican que miles de millones de personas no tienen acceso a aguas purificadas y saneamiento. Por lo que las personas consumen aguas que derivan de ríos y pozos. El efecto de la contaminación afecta directamente la calidad de vida de estas personas en las zonas rurales.

    Se estima que los 2 mil millones de personas consumen agua potable que está contaminada con excrementos y pueden contraer enfermedades diarreicas como lo son la hepatitis, la cólera y disentería. Esto puede causar la muerte de mil niños al día en términos globales.

    Las consecuencias económicas se ven dictaminadas por la calidad del agua. La mala calidad y el aumento de la contaminación del agua frena exponencialmente el crecimiento y crea pobreza en los países que dependen de su crecimiento industrial y calidad de vida para seguir progresando.

    Como se puede evitar la contaminación del agua

    Según los datos estimados, la mitad de los habitantes del país vivirán en zonas donde el agua sea escasa para el año 2025. Por esta razón, cada gota de agua contaminada se traduce en una pérdida para el día de mañana cuando la necesitemos.

    La principal acción para evitar la contaminación del agua, es controlar la emisión de CO₂ para frenar el calentamiento global, ya que esto produce la acidificación de los océanos y una contaminación muy avanzada del agua.

    Otra de las maneras en las que podemos evitar la contaminación del agua, es evitando el uso de plaguicidas químicos para los cultivos. Limitar el uso de plástico también es una excelente manera, puesto que, de esta forma, menos residuos llegarán a las aguas a contaminar.

    Una manera de ayudar sería apoyar e informar sobre la pesca sostenible. De esta manera los ecosistemas se preservarán y se renovarán para evitar el empobrecimiento del mar en cuanto a especies.

    Recuerda que cada granito de arena cuenta para que podamos ayudar a mantener nuestros mares sin contaminación y en buen estado. Este es un paso que debemos dar desde ahora para evitar que en el futuro nos afecte de manera desmedida. Recordemos que sin el agua no podremos hacer vida en este planeta.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up