¿Qué es la contaminación atmosférica? Sus efectos y consecuencias

Conocer sobre los diferentes tipos de contaminación es una prioridad para el ser humano. En especial, es fundamental descubrir qué es la contaminación atmosférica. Esta es uno de los principales factores de riesgo para el planeta tierra. Se refiere a todas las partículas tóxicas que se concentran en el aire, causando degradación. A través de los transportes modernos y los combustibles, este es un problema que se ha acentuado.

Con el paso de los años, los concentrados de dióxido de carbono, óxidos de azufre y nitrógeno han ido aumentando. Dichas emisiones son expulsadas hacia la capa atmosférica. Sin importar la cantidad, generan contaminación. Debido a ello, la posibilidad del calentamiento global cada vez parece más cercana. En el artículo de hoy, te explicaremos qué es la contaminación atmosférica.

Índice del artículo

    ¿Cómo surge la contaminación atmosférica en el planeta?

    Para poder saber qué es la contaminación atmosférica, debemos comprender los diversos tipos que existen. La comunidad científica ha determinado que estos se derivan en dos clases, primarios y secundarios. A continuación, te explicaremos cada uno de ellos de forma detallada.

    • Contaminantes primarios: Son todos aquellos desechos químicos que se emiten en el aire y alcanzan la atmósfera. Por su composición, estos son tóxicos para el medioambiente. Tienen un fuerte impacto sobre la naturaleza y los seres vivos. En los humanos, puede ocasionar problemas respiratorios. Incluso, existe relación entre el contacto frecuente de aire contaminado y las enfermedades del corazón.
    • Contaminantes secundarios: Estos se refieren a la mezcla entre los contaminantes primarios con la atmósfera. Es decir, surgen a través de los procesos naturales de la misma. Al igual que los mencionados antes, son letales para el planeta tierra. A largo plazo tienen efectos devastadores, sobre todos los elementos. No solo degradan el aire que respiramos, sino también el agua y el suelo.

    A través de determinar cuáles son dichos focos contaminantes, es posible entender qué es la contaminación atmosférica. Incluso, podrás notar que muchos de estos elementos no se emiten al aire. Algunos alcanzan la atmósfera a través del ciclo de condensación y precipitación. De tal modo, hay veces en las que solamente llegan a afectar a determinados ecosistemas.

    Por otro lado, al comprender qué es la contaminación atmosférica y su clasificación, conocerás los elementos que la generan. Hoy en día, son miles de factores que producen dicha problemática. No obstante, las principales fuentes de contaminación atmosférica, son las siguientes.

    • Combustibles fósiles: La extracción de estos hidrocarburos es un pilar de la sociedad moderna que conocemos. Son las bases de la energía eléctrica, el transporte y múltiples industrias. Sin embargo, producen millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año.
    • Industrias químicas y minerales: Otro elemento fundamental en la elaboración de la mayoría de los objetos que usamos a diario. Estos provienen de materia prima. Tanto la natural como la sintética es procesada por dichas industrias. En el proceso, se producen miles de sustancias tóxicas que son desechadas a la atmósfera.
    • Agricultura y ganado: Dentro de dichas industrias, se utilizan muchos productos químicos que contaminan el aire, agua y tierra por igual. Aunque en la actualidad se ha ido reduciendo dicha contaminación, aún se genera en grandes cantidades en varias partes del mundo. En especial, en las zonas empobrecidas que dependen de dicho sector.
    • Residuos y desechos: Los métodos para eliminar la basura tienden a contaminar el aire. Esto se debe a que, en muchos casos, se almacenan por mucho tiempo o son quemadas. Debido a ello, se generan miles de toxinas al año que penetran la capa atmosférica. Al igual que en la industria de la agricultura, estos problemas se han minimizado con el paso del tiempo, gracias a las medidas aplicadas.

    En orden de comprender qué es la contaminación atmosférica, hay que entender que esta no solo se produce por la actividad humana. También hay fuentes contaminantes de origen natural. Entre ellas, podemos destacar las siguientes.

    • Incendios forestales.
    • Erosión del suelo.
    • Aerosoles de compuestos orgánicos volátiles.
    • Dióxido de azufre emitido por volcanes.
    • Metano originado de materia orgánica.

    Las ramificaciones de sus focos contaminantes

    Una vez comprendes qué es la contaminación atmosférica y las diferentes formas en la que se produce, empiezas a notar sus efectos. Esta impacta tanto al medio ambiente como a los seres vivos que habitan en él.

    La naturaleza se ve perjudicada de la siguiente forma

    • Efecto invernadero: La temperatura de la superficie de la tierra comienza a aumentar de manera drástica. Esto provoca alteraciones en todos los ecosistemas.
    • Cambio climático: La variabilidad del clima se incrementa. Estos alcanzan extremos drásticos en todas las zonas del mundo, generando que muchas de ellas queden inhabitables.
    • Calentamiento global: Se estima que la principal consecuencia del efecto invernadero y el cambio climático, será la llegada del calentamiento global. A futuro, representa una crisis para la humanidad.

    Los seres vivos sufren los siguientes problemas de salud

    • El impacto de la contaminación atmosférica afecta a las personas de cualquier edad o sexo. También tiene graves efectos sobre los animales.
    • Aumenta el riesgo de padecer de enfermedades respiratorias. Como el asma y pulmonía.
    • El contacto prolongado con aire contaminado, genera ataques cardiacos.
    • También se ha detectado que existe relación entre la contaminación atmosférica y los derrames cerebrales.

    Medidas impuestas para prevenir la problemática

    Ahora que conoces qué es la contaminación atmosférica, es esencial descubrir las maneras de reducir su impacto en el mundo. Muchos países, industrias y asociaciones han puesto manos a la obra para prevenir que estos problemas afecten a la humanidad a largo plazo. No obstante, nosotros como individuos también debemos aportar en la lucha contra la contaminación atmosférica y de todo tipo.

    A través del reciclaje y el uso de productos ecológicos podemos reducir ese daño. Aunque, también existen dispositivos de control que te ayudan a prevenir la contaminación que produces desde casa. Los más importantes, son los siguientes: Filtros de aire, convertidores catalíticos y los intercambiadores de calor. Algunos de estos aparatos, ya forman parte de los instrumentos que usas en tu rutina diaria o tienes planeado comprar pronto.

    Bibliografía

    https://es.wikipedia.org/wiki/Contaminacion_atmosferica

    https://www.eea.europa.eu/es/themes/air/intro

    https://www.ambientum.com/enciclopedia_medioambiental/atmosfera/los-contaminantes-atmosfericos.asp

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up