La crisis de la contaminación por plásticos explicada

Gran parte del planeta está nadando en plástico desechado, que está dañando la salud de los animales y posiblemente de los seres humanos. ¿Puede limpiarse?

La contaminación por plásticos se ha convertido en uno de los problemas medioambientales más acuciantes, ya que el rápido aumento de la producción de productos de plástico desechables desborda la capacidad del mundo para tratarlos. La contaminación por plásticos es más visible en los países asiáticos y africanos en desarrollo, donde los sistemas de recogida de basuras suelen ser ineficaces o inexistentes. Pero el mundo desarrollado, especialmente en los países con bajos índices de reciclaje, también tiene problemas para recoger adecuadamente los plásticos desechados. La basura de plástico se ha vuelto tan omnipresente que ha impulsado los esfuerzos para redactar un tratado mundial negociado por las Naciones Unidas.

Índice del artículo

    ¿Cómo ha sucedido esto?

    Los plásticos fabricados a partir de combustibles fósiles tienen poco más de un siglo. La producción y el desarrollo de miles de nuevos productos de plástico se aceleraron después de la Segunda Guerra Mundial, transformando tanto la era moderna que la vida sin plásticos sería hoy irreconocible. Los plásticos revolucionaron la medicina con dispositivos que salvan vidas, hicieron posible los viajes espaciales, aligeraron los coches y los aviones -ahorrando combustible y contaminación- y salvaron vidas con cascos, incubadoras y equipos para obtener agua potable.

    Sin embargo, las comodidades que ofrecen los plásticos han dado lugar a una cultura de usar y tirar que revela el lado oscuro de este material: hoy en día, los plásticos de un solo uso representan el 40% del plástico que se produce cada año. Muchos de estos productos, como las bolsas de plástico y los envoltorios de alimentos, tienen una vida útil de apenas unos minutos u horas, pero pueden persistir en el medio ambiente durante cientos de años.

    Los plásticos en cifras

    Algunos datos clave:

    • La mitad de todos los plásticos que se han fabricado se han hecho en los últimos 15 años.
    • La producción ha aumentado exponencialmente, pasando de 2,3 millones de toneladas en 1950 a 448 millones de toneladas en 2015. Se espera que la producción se duplique en 2050.
    • Cada año, unos 8 millones de toneladas de residuos plásticos se escapan a los océanos desde las naciones costeras. Eso equivale a colocar cinco bolsas de basura llenas en cada metro de costa del mundo.
    • Los plásticos suelen contener aditivos que los hacen más fuertes, flexibles y duraderos. Pero muchos de estos aditivos pueden alargar la vida de los productos si se convierten en basura, con algunas estimaciones que van hasta al menos 400 años para descomponerse.

    Cómo se mueven los plásticos por el mundo

    La mayor parte de la basura plástica de los océanos, el último sumidero de la Tierra, procede de la tierra. La basura también es llevada al mar por los grandes ríos, que actúan como cintas transportadoras, recogiendo más y más basura a medida que se desplazan río abajo. Una vez en el mar, gran parte de la basura plástica permanece en las aguas costeras. Pero una vez atrapada por las corrientes oceánicas, puede ser transportada por todo el mundo.

    En la isla Henderson, un atolón deshabitado del Grupo Pitcairn aislado a medio camino entre Chile y Nueva Zelanda, los científicos encontraron artículos de plástico procedentes de Rusia, Estados Unidos, Europa, Sudamérica, Japón y China. Fueron transportados al Pacífico Sur por el giro del Pacífico Sur, una corriente oceánica circular.

    Microplásticos

    Una vez en el mar, la luz solar, el viento y la acción de las olas descomponen los residuos plásticos en pequeñas partículas, a menudo de menos de un quinto de pulgada de diámetro. Estos llamados microplásticos se extienden por toda la columna de agua y se han encontrado en todos los rincones del planeta, desde el Monte Everest, el pico más alto, hasta la Fosa de las Marianas, la depresión más profunda.

    Los microplásticos se descomponen en trozos cada vez más pequeños. Por otra parte, se han encontrado microfibras de plástico en los sistemas municipales de agua potable y en el aire.

    Daño a la vida silvestre

    Los plásticos matan a millones de animales cada año, desde aves hasta peces y otros organismos marinos. Se sabe que casi 700 especies, incluidas las que están en peligro de extinción, se han visto afectadas por los plásticos. Casi todas las especies de aves marinas comen plásticos.

    La mayoría de las muertes de animales se producen por enredo o por inanición. Focas, ballenas, tortugas y otros animales son estrangulados por artes de pesca abandonados o anillos de seis paquetes desechados. Se han encontrado microplásticos en más de 100 especies acuáticas, incluidos peces, camarones y mejillones destinados a nuestros platos. En muchos casos, estos diminutos trozos pasan por el sistema digestivo y son expulsados sin consecuencias. Pero también se ha descubierto que los plásticos han bloqueado los tractos digestivos o perforado órganos, causando la muerte. Los estómagos tan llenos de plásticos reducen las ganas de comer, provocando la inanición.

    Los plásticos han sido consumidos por animales terrestres, como elefantes, hienas, cebras, tigres, camellos, ganado y otros grandes mamíferos, causando en algunos casos la muerte.

    Las pruebas también han confirmado daños en el hígado y las células, así como alteraciones en los sistemas reproductivos, lo que hace que algunas especies, como las ostras, produzcan menos huevos. Nuevas investigaciones demuestran que las larvas de los peces comen nanofibras en sus primeros días de vida, lo que plantea nuevos interrogantes sobre los efectos de los plásticos en las poblaciones de peces.

    ¿Cuánto plástico entra en los océanos del mundo?

    Tal como podemos apreciar en la siguiente gráfica, aproximadamente un 8% del plástico producido en 2010 el cual equivalía a 270 millones de toneladas acabo en nuestros océanos, es decir; alrededor de 8 millones de toneladas de plástico producido en el mundo acabó en nuestros océanos, en la mayoría de los casos este plástico llegó al océano mediante ríos o viaductos. Es por ello que muchos gobiernos han tomado acción implementando leyes que reduzcan la contaminación mediante el plástico, el cual cabe destacar que, uno de los mayores problemas es su alta durabilidad, pueden pasar hasta 400 años para que una botella de plástico se descomponga en su totalidad.

    ¿Cuánto plástico se produce en el mundo?

    El siguiente gráfico muestra el aumento de la producción mundial de plástico, medida en toneladas por año, desde 1950 hasta 2015. En 1950, el mundo producía solo 2 millones de toneladas al año. Desde entonces, la producción anual se ha multiplicado casi por 200, alcanzando los 381 millones de toneladas en 2015. Para contextualizar, esto equivale aproximadamente a la masa de dos tercios de la población mundial.

    El breve descenso de la producción anual en 2009 y 2010 fue principalmente el resultado de la crisis financiera mundial de 2008; se observa una mella similar en varias métricas de producción y consumo de recursos, incluida la energía.

    ¿Cuánto plástico ha producido el mundo de forma acumulada?

    El gráfico muestra que, en 2015, el mundo produjo 7.800 millones de toneladas de plástico, más de una tonelada de plástico por cada persona viva en la actualidad. Esto se considera como un número altamente alarmante, inclusive llegando a ser una emergencia mundial por la contaminación de plástico a nuestro medio ambiente.

    ¿Cómo eliminamos nuestro plástico?

    En el gráfico vemos la proporción de residuos plásticos mundiales que se desechan, reciclan o incineran desde 1980 hasta 2015. Si bien los esfuerzos por reducir la contaminación ambiental con plástico es un tema que cada vez preocupa más en mayor medida a las nuevas generaciones, es evidente que aún hay un largo camino por recorrer para frenar la contaminación por plásticos.

    ¿Qué países producen más residuos plásticos en total?

    En el gráfico vemos la tasa de generación de residuos de plástico per cápita, medida en kilogramos por persona y día.

    Aquí vemos diferencias de alrededor de un orden de magnitud: los residuos plásticos diarios per cápita en los países más altos -Kuwait, Guyana, Alemania, Países Bajos, Irlanda, Estados Unidos- son más de diez veces superiores a los de muchos países como India, Tanzania, Mozambique y Bangladesh.

    Cómo frenar la marea de plásticos

    Una vez en el océano, es difícil -si no imposible- recuperar los residuos de plástico. Los sistemas mecánicos, como Mr. Trash Wheel, un interceptor de basura en el puerto de Baltimore (Maryland), pueden ser eficaces para recoger grandes trozos de plástico, como vasos de espuma y envases de comida, de las aguas interiores. Pero una vez que los plásticos se descomponen en microplásticos y van a la deriva por la columna de agua en mar abierto, son prácticamente imposibles de recuperar.

    La solución es evitar que los residuos de plástico lleguen a los ríos y mares, según afirman muchos científicos y conservacionistas, incluida la National Geographic Society. Esto podría lograrse con la mejora de los sistemas de gestión de residuos y el reciclaje, un mejor diseño de los productos que tenga en cuenta la corta vida de los envases desechables y la reducción de la fabricación de plásticos innecesarios de un solo uso.

    Fuente del artículo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up